“Hablar de sexualidad no remite solo a la funcionalidad de los órganos reproductivos”

En El Comienzo De La Adolescencia Se Les Deben Tratar Temas De Anatomía, Enseñarles Que Conozcan Sus Cuerpos Y Que Aprendan A Respetarlos. También, Guiarlos En Cuanto A Las Prácticas Sexuales Sanas

Hablar de sexualidad en la adolescencia parte de dos elementos: las inquietudes que surgen – sin antes conocer la  definición del término – así como las individualidades y tipos de personalidad del joven “que se traducen en la manera en cómo perciben el mundo y la forma en cómo reaccionan ante lo que se les presenta”, según  refiere Ybrahín Cordero, facilitador del módulo Discriminación y Sexualidad, representante de la Asociación Civil Artgnosis.

Adolescentes seleccionados por  el programa de Paz Activa, interactuaron sobre el tema de la sexualidad, a partir de su anatomía, diferencias de género , características que los define -internas y externas-, funcionalidad de los órganos y la percepción de sí mismos, a partir de la madurez con la que asumen el rol sexual que “no remite solo a la funcionalidad de los órganos reproductivos, tanto del varón, como el de la hembra”, refirió Cordero.

El especialista agregó que “en el comienzo de la adolescencia se les deben tratar temas de anatomía, enseñarles que conozcan sus cuerpos y que aprendan a respetarlos. También, guiarlos en cuanto a las prácticas sexuales sanas”.

La temática de la actividad se desarrolló en las siguientes fases:  el desarrollo del cuerpo y los cambios fisiológicos, la autosatisfacción , acercamientos sexuales saludables, diversidad de género, violencia y agresión sexual y, finalmente, prevención de riesgos y enfermedades de trasmisión sexual.

Desde el comienzo

“Conversar sobre sexualidad amerita un espacio para aclarar dudas y responder inquietudes, sin que los muchachos se sientan cohibidos por lo que expresan”, explicó Cordero.

El primer elemento es la discriminación de lo que está bien y lo que no. Para Cordero, la sociedad ha impuesto un modelo de sexualidad que posiciona al varón y disminuye a la hembra en un rol que la deja en desventaja o la descalifica en lo moral y hasta en lo sexual.

“Cuando se es joven y se crece en un contexto en el que impera la discriminación de género, cuesta aceptar a las personas tal y como son. Sin embargo, la fórmula de convivencia con el resto es, aceptar que el otro existe  desde tu dimensión, aunque no te guste. Lo mismo ocurre con la sexualidad y las preferencias que se tengan”, aseveró Cordero.

Finalmente, el especialista aclara: “hay que tratar de saber qué tanto conocimiento tienen del tema los jóvenes, y a partir de ahí explicarles como debe ser un correcto desarrollo de la sexualidad, las conductas que están bien y las que no. Pero esto no se puede lograr sin antes conseguir un ambiente de confianza, ese es el principal elemento”.

El proyecto Jóvenes y Escuelas  Agentes de Paz que desarrolla La Asociación Civil Paz Activa, en alianza con la Unión Europea, va dirigido a adolescentes entre 12 y 14 años de edad, cursantes de séptimo y octavo grado de Educación Básica , que se encuentran en entornos vulnerables y cuyas condiciones familiares, académicas y socioculturales se han visto afectadas especialmente en los últimos 5 años.

El objetivo es fortalecer  sus capacidades, habilidades y competencias asociadas con la cultura de paz, desde la atención de diferentes componentes ligados al apoyo psicosocial, manejo del mundo emocional y la formación y capacitación en artes y oficios.

El proyecto abarca ocho planteles, de los cuales cinco están   adscritos al Movimiento de Educación Popular Integral Fe y Alegría: Colegio Presidente Kennedy –Petare-; U.E Virginia de Ruiz –La Silsa , AV Morán-; Colegio Dr Prisco Villasmil –Antímano-, U.E Padre Joaquín López –carretera Petare/Guarenas- y la U.E María Inmaculada en Petare, mientras que otros 3 , adscritas la Asociación Venezolana de Escuelas Católicas , situadas en  la región Barlovento,  la  U.E Cristo Liberador ,  U.E Argelia Laya y la U.E. P. María Auxiliadora, ubicada en el municipio El Hatillo, estado Miranda.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *