«En nosotros están las herramientas para prevenir la violencia»

Padres, Representantes Y Docentes Participaron En Un Encuentro De Tres Días, Para Tratar Temas De Empatía Y Prevención De La Violencia, Como Herramientas Para Una Mejor Vida En La Sociedad. Actividad Programada Por Paz Activa, Ágora Y Ashoka, Como Parte Del Proyecto Jóvenes Y Escuelas Agentes De Paz Que Auspicia La Unión Europea

La violencia es un tema que lastima a todas las sociedades, no discrimina y lamentablemente en todos los estratos sociales su presencia fragmenta lazos culturales y familiares.

Es necesario que se hable del tema, porque muchas veces sin darnos cuenta se afecta la integridad y el respeto que merecen otras personas.

A través del taller Empatía y Prevención de la Violencia – iniciativa que promueve la Asociación Civil Paz Activa, en alianza con otras organizaciones como Ágora y Ashoka-, padres , representantes y docentes de los ocho colegios que forman parte del Proyecto Jóvenes y Escuelas Agentes de Paz – auspiciado por la Unión Europea- recibieron herramientas para afrontar temas sociales, entre ellos la violencia.

Entre los propósitos, destacan dar a conocer conocimientos prácticos que permitan a los participantes , lograr una mejor convivencia en el contexto social, familiar, escolar y comunitario , prevenir la violencia y fomentar la cultura de paz.

A través de actividades lúdicas, especialistas en el tema ejemplificaron situaciones en las que se manifiestan sentimientos de rabia y frustración, así como los mecanismos con los que cuenta el ser humano para enfrentarlos y sanarlos desde el interior.

Nos enfadamos cuando se frustran nuestros deseos o nuestras expectativas, si hay un obstáculo (objeto, característica personal, persona) que se interpone en nuestro camino para conseguir algo que es importante para nosotros, cuando se hiere nuestro sistema de valores, ante una injusticia, cuando se hiere nuestro orgullo o dignidad, si se pone en juego nuestra autoestima, si observamos falta de reciprocidad en los demás o en las circunstancias vitales, ante daños físicos o psicológicos por parte de otras personas y si creemos que el daño o el obstáculo interpuesto ha sido intencionado.

Durante un ejercicio para estudiar la personalidad individual, los participantes lograron identificar situaciones en las que se cruzan sentimientos negativos que pueden causar daños – no solo a sí mismos- sino al resto de personas que comparten su día a día. Entre sentimientos encontrados , los participantes relataron sus experiencias.

Especialistas manifestaron que la rabia, ira, enfado,  son emociones y sentimientos naturales, “el sentirlo no es un problema, incluso es positivo ya que nos indica que algo debe cambiar. El problema está en el manejo que hago de la situación y como lo expreso”.

Durante la sesión grupal , explicaron sobre la importancia de sanar la rabia de forma privada y darse a sí mismos lo que se quiere, de forma positiva. “Hay que reconocer el conflicto interno y ese poder que tenemos y que nos mueve a concretar los actos, guiarlos para no cometer errores y dañar a otros”.

Señalaron además en que cada persona tiene la obligación en conquistar sus aspectos positivos y comenzar a colgar sus propias medallas. “Dejar a un lado las energías negativas que a veces proyectamos sin darnos cuenta”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *