Actuar con asertividad: defender nuestros derechos sin desconsiderar el de los demás

Adolescentes Conocieron Sobre La Asertividad: Saber Cuándo Hablar Y Cuándo Callar, Hacer Críticas Constructivas Que Son Bien Recibidas Y Admitir Cuándo Se Está Equivocado

La organización sin fines de lucro  Fundación Medatia se incorporó en el proyecto proyecto Jóvenes y Escuelas  Agentes de Paz que desarrolla La Asociación Civil Paz Activa, en alianza con la Unión Europea.

Como estrategias de aprendizaje y mediante el Modelo Educativo para el Desarrollo de Aprendizajes a través del Teatro la Imaginación y las Artes (Medatia), fomentó habilidades como la empatía, el trabajo en equipo y el liderazgo, la creatividad, la capacidad de trabajo cooperativo, la responsabilidad y el compromiso, para abordar temas como la asertividad en adolescentes, con lo cual se espera sean mejores personas, capaces de solucionar problemas, sea cual sea su entorno.

La asertividad es una habilidad personal que permite expresar sentimientos, opiniones y pensamientos en el momento oportuno, de la forma adecuada y es el primer paso necesario para que podamos usar los conflictos como oportunidades.

Según especialistas de Medatia,  la resolución positiva de cualquier conflicto permite mostrar el compromiso con una cultura de paz, influye positivamente en la creación de un ambiente saludable y a la armónica convivencia en nuestros entornos educativos y también personales.


“Hay que mostrarles a los adolescentes que, un conflicto debe ser visto como un desafío, como un proceso en el cual se alcanzan nuevas posiciones para lograr las necesidades y objetivos”, afirman especialistas de Medatia

Los desafíos: conflictos y resoluciones

Ante una situación problemática hay básicamente tres estilos de actuación: Pasivo, Agresivo, o Asertivo. Una persona con conductas asertivas sabe cuándo hablar y cuándo callar, hace críticas constructivas que son bien recibidas y admite cuando está equivocada.

Sin embargo, pueden generarse conflictos, una circunstancia en la cual dos o más personas perciben tener intereses mutuamente incompatibles.

“Hay que mostrarles a los adolescentes que, un conflicto debe ser visto como un desafío, como un proceso en el cual se alcanzan nuevas posiciones para lograr las necesidades y objetivos”, afirman especialistas de Medatia.

Sugerencias

  1. Aceptar el conflicto como útil, no mostrar angustia, desesperanza ante él, mostrarse convencido de que si todos colaboran puede resolverse.
  2. Dedicar toda la atención al problema, no a la confrontación entre personas u opiniones.
  3. Centrarse en los elementos modificables, en los próximos, en los concretos.
  4. Buscar hechos concretos y específicos para resolver el problema:  describir lo que ocurre, en vez de juzgar y valorar;  ser específico, expresar datos concretos y no generalidades.
  5. Abandonar explicaciones sobre el «por qué», o sobre el «quién» es el culpable.

El proyecto Jóvenes y Escuelas  Agentes de Paz que desarrolla La Asociación Civil Paz Activa, en alianza con la Unión Europea, va dirigido a adolescentes entre 12 y 14 años de edad, cursantes de séptimo y octavo grado de Educación Básica , que se encuentran en entornos vulnerables y cuyas condiciones familiares, académicas y socioculturales se han visto afectadas especialmente en los últimos 5 años.

El objetivo es fortalecer  sus capacidades, habilidades y competencias asociadas con la cultura de paz, desde la atención de diferentes componentes ligados al apoyo psicosocial, manejo del mundo emocional y la formación y capacitación en artes y oficios.

El proyecto abarca ocho planteles, de los cuales cinco están   adscritos al Movimiento de Educación Popular Integral Fe y Alegría: Colegio Presidente Kennedy –Petare-; U.E Virginia de Ruiz –La Silsa , AV Morán-; Colegio Dr Prisco Villasmil –Antímano-, U.E Padre Joaquín López –carretera Petare/Guarenas- y la U.E María Inmaculada en Petare, mientras que otros 3 , adscritas a  la Asociación Venezolana de Escuelas Católicas , situadas en  la región Barlovento,  la  U.E Cristo Liberador ,  U.E Argelia Laya y la U.E. P. María Auxiliadora, ubicada en el municipio El Hatillo, estado Miranda.

El proyecto Jóvenes y Escuelas Agentes de Paz acompaña también  a los docentes y comunidad educativa en su fortalecimiento como red de apoyo fundamental para la seguridad y protección de los alumnos, alumnas y familias.

Las instituciones educativas forman parte de los lugares más seguros de los adolescentes y jóvenes, por lo tanto es  importante fortalecer y animar la labor de los maestros y docentes en medio de las difíciles circunstancias que atraviesa el sistema educativo.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *